Encuentro inolvidable en Glaciar Calluqueo

Por: Alejandra Contreras
Instagram: @alejandra.estefania_cc

Este viaje lo repetiría mil veces más…

Nací en el pueblo de Cochrane y viví en la región de Aysén, por lamentablemente no más de dos años. He ido a pasear a la región dos veces en mi vida, después de que nos fuimos de ahí, y para mí fue como conocer el lugar por primera vez porque yo no recordaba absolutamente nada.

Durante la mañana del primer viernes de febrero teníamos el vuelo; nos quedamos dormidos y eso quizás lo hizo más especial por el hecho de que al estar allá me di cuenta de lo que casi nos perdimos. Esa tarde llegamos a un lodge en Puyuhuapi donde no había conexión alguna, lo que era necesario para disfrutar al máximo de ese lugar tan mágico. Cruzamos en lancha y al llegar y ver el lugar y sus alrededores me dio una paz inmensa. Estuvimos dos noches ahí y nos relajamos en las piscinas termales y caminando por los alrededores. Salimos totalmente renovados.

Luego continuó nuestra aventura; fuimos a conocer el glaciar colgante «Queulat», para después viajar a Coyhaique donde pasamos tres días, reencontrándonos con amigos de mis padres y también comprando algunas cosas. Nos fuimos un día martes a Puerto Ibáñez para tomar un ferry que nos dejó en Chile Chico, donde pasamos la noche. Nos quedamos en un lugar muy cerca del límite con Argentina. Continuamos nuestra travesía hacia mi pueblo natal, Cochrane. Disfruté los trayectos desde Coyhaique a Puerto Ibáñez y de Chile Chico a Cochrane por sus hermosos y únicos paisajes, y no me daba cuenta del momento en el que llegábamos a los pueblos. Los días en Cochrane fueron tan tranquilos, pero los disfruté tanto!

Un sábado por la mañana fuimos de paseo al glaciar Calluqueo con un matrimonio amigo de la familia, compartimos unos mates con una hermosa vista y a la vuelta nos esperaron con un asado. Ese día en especial fue perfecto de principio a fin; la tarde anterior conocí a un joven con el que tuvimos una conexión inmediata, sobre todo el día del paseo al Calluqueo. Me llevó a conocer cada rincón de Cochrane, incluso a orillas de un río cerca del Tamango lo que me hizo contemplar todo mucho mejor.

Termino mi relato destacando lo especial que fue este viaje de principio a fin, y lo repetiría mil veces más.

Alejandra Contreras
Ped. en Inglés

 
FUENTE: | Publicado 17/08/18
 

Club de Amigos Carretera Austral
Club de Amigos de Carretera Austral HAZTE MIEMBRO AQUÍ

Tu Nombre Completo (requerido)

Tu Correo (requerido)

 
 

Comenta en Facebook

Facebook